sábado, 20 de agosto de 2016

DOS POEMAS - D.J. Enright (1920-2002)

ENCUENTROS CON ESCRITORES 

Con una comodidad desacostumbrada
los escritores viajaban al exterior para encontrarse con escritores.

Se encontraron con expertos en escritores expertos
en el escritor y su Tiempo
o en su Lugar
En el Escritor en la Sociedad
o Aislado.

los escritores no se encontraron con escritores,
tal vez no eran personas agradables de conocer
tal vez no les interesaba conocer escritores

¿tal vez los escritores los cruzaron sin querer
viajando cómodamente en la dirección contraria?
Tal vez estaban, de hecho, escribiendo.

Como sea, los escritores transmiten una idea odiosa de los escritores.
Los expertos son siempre más confiables.


VIEJO RESEÑISTA

Fue reseñista durante tanto tiempo, que podía hablar
con aire sensato de casi cualquier cosa,
de las bellas letras hasta el control de natalidad,
del Tantra hasta los toltecas.

Eran las palabras las que pensaban, pensó,
y una palabra llevaba a la otra.
Pensaban acerca de súplicas al cobrador de impuestos,
de poemas y legados y testamentos.

Todo el conocimiento reside en las palabras,
y las palabras residen en el diccionario.
Si alguien robara su Diccionario de Oxford, robarían su alma.
Dormía con el mamotreto de sinónimos bajo la almohada.

Pero no dormía.
Pensaba en palabras como somnolencia, ronquido, siesta,
hibernación, estivación, reposo de gato, echada.

"En una clase reciente (sobre "Paraíso Perdido"), una alumna me recordó que no hablábamos de Dios, sino del Dios de Milton".


No hay comentarios:

Publicar un comentario